¡Oferta!

BROOKS CASCADIA 13 WMN NEGRO AZUL

140.00  109.00  (iva incluido)

Limpiar

Descripción

BROOKS CASCADIA 13 WMN NEGRO AZUL

 

Primeras sensaciones de la BROOKS CASCADIA 13 WMN NEGRO AZUL

Las BROOKS CASCADIA 13 WMN NEGRO AZUL incluyen unos pequeños pero importantes cambios en el upper que buscan afianzar el gran cambio que las Brooks Cascadia 12 incluyeron respecto a sus predecesoras y que supusieron un giro de esta familia de zapatillas de trail running hacia perfiles más técnicos y cañeros.

Este movimiento de Brooks podría parecer una locura teniendo en cuenta la multitud de fans que tienen las Brooks Cascadia, uno de los modelos fetiche del sector y que todo amante del trail running ha calzado o al menos considerado alguna vez en su vida, pero teniendo en el catálogo también a las Brooks Caldera 2 no sólo cobra sentido sino que es un movimiento más que lógico.

Las Brooks Cascadia 13 son unas zapatillas ideales para quienes quieren unas zapatillas de trail running polivalentes, capaces de servir como zapatillas para todo, unas zapatillas fiables y seguras, estables, protegidas, duraderas y capaces de meterse por cualquier terreno. Son las típicas zapatillas que te calzas sin preocuparte de qué te va a tocar o apetecer hacer ese día.

Si te gustaron sus predecesoras, no te lo pienses ni un instante y repite con esta decimotercera versión porque vas sobre seguro, ya que los cambios que introducen están únicamente en el upper, buscando algo más de adaptación y transpirabilidad pero manteniendo toda la esencia de la duodécima versión que tan bien ha estado funcionando.

Y, si eres de los que utilizaron en algún momento las Brooks Cascadia de hace años, vuelve a ponerlas en tu lista de candidatas y dales una oportunidad porque es posible que vuelvas a sentir algo parecido a lo que algún día te transmitieron.

Como decía al principio, buena jugada la de esta marca americana con el continuismo de las Brooks Cascadia 13 a las que, si consiguieran adelgazar un poco (mantienen el peso alrededor de los 340 gramos) podrían convertir en una de las mejores zapatillas de trail running de la actualidad.

  • Mediasuela

Como he comentado en la introducción, la mediasuela de las BROOKS CASCADIA 13 WMN NEGRO AZUL es análoga a la de sus predecesoras, lo que implica que tenemos un gran bloque de BioMoGo DNA que encierra en su interior una señora placa antirrocas (Ballistic Rock Shield) y que se apoya, nunca mejor dicho, en cuatro pivotes (Pivot Post System), que, unidos a la gran base de apoyo que tiene, las convierten en unas zapatillas neutras pero muy estables, ideales tanto para corredores neutros como para los pronadores.

El tacto es tremendamente confortable y me ha sorprendido mucho, nada que ver con el de las Brooks Cascadia 10, las últimas que había machacado, y eso que estoy por debajo de los 60 kgs. Los corredores de pesos medios o incluso altos las notarán aún más confortables, sin duda.

Es un tacto muy bueno y conseguido gracias, en gran medida, a las propiedades del BioMogo DNA, que cuando vamos despacio ofrece muchas más amortiguación que cuando pisamos con fuerza.

Material no newtoniano como lo denominan los técnicos y que, sin entrar a juzgarlo y valorar hasta qué punto lo cumple, el caso es que viene de perlas y se agradece mucho.

  • SUELA

El talón queda a unos 27 milímetros y el antepié, con los 10 milímetros de drop baja hasta los 17 milímetros, alturas más o menos en la media y bastante equilibradas pero, sobre todo, suficientes como para que al combinar suela, mediasuela y placa antirrocas tengamos protección más que de sobra para meternos por cualquier terreno. Raro será que tengáis algún susto, aun corriendo sobre rocas puntiagudas.

No son unas zapatillas para ir a saco pero no tienen mala dinámica y se les pueden sacar ritmos medios bastante bien, en gran parte, gracias a la forma relativamente curvada de la mediasuela y al plus de empuje que da la placa antirrocas en la última fase de la pisada. No son súper flexibles pero no andan mal en esa parte delantera (me ha sorprendido muy gratamente).

En el talón, la curvatura permite, por un lado, que no moleste para quien no clave la espuela en el primer impacto, y también satisface a los que sí taloneen porque aprovechara ese biselado y la forma curvada que tiene el talón, que permite un plus de compresión.

Información adicional

Número